Es MUY IMPORTANTE, que tras haber desinsectado la madera, pongamos elementos de refuerzo, ya que  podemos encontrarnos con que la estructura de la pieza que estamos restaurando se ha debilitado por la falta de madera Hay zonas que podemos consolidar con productos químicos, pero otras en las que ellos, por sí solos, no le darían la resistencia necesaria para su uso.

A continuación os detallo algunos de ellos, que son muy fáciles de conseguir y que van a solucionar estos problemas.

Las Espigas

 

ensambles-madera-espigas-clavos-01

ensambles-madera-espigas-clavos-02

Son muy útiles cuando queremos realizar uniones internas, que no se vean en la pieza, por ejemplo, una pata de una silla que se ha quebrado, en este caso aunque pusiésemos cola en la unión, ésta volvería a partir de nuevo, una de las soluciones es coger una espiga o dos de madera, en función del grosor de la pata y de la espiga ( las hay de varios grosores y podéis encontrarlas en cualquier ferretería o gran superficie de bricolaje) y con una broca de madera perforar la mitad del largo de la espiga en cada parte que queremos unir, luego con cola introduciremos la espiga en ambos extremos para dar la solidez que queremos y una vez bien seca la unión, procederemos a masillar la zona donde falte madera.

Las escuadras

ensambles-madera-espigas-clavos-03 ensambles-madera-espigas-clavos-04

Son otro elemento de refuerzo cuando queremos unir superficies lisas, y de diferentes ángulos, van sujetas con tornillos en la mayoría de los casos. Son elementos también internos, aunque en la actualidad también se utilizan vistos en Decoración para darle un aspecto a la estructura de más resistencia, pero para el tema que tratamos se entiende que las ocultaremos, ya que lo que queremos es dar solidez y resistencia, se sujetan a la pieza con tornillos y permiten varias uniones, tal y como se aprecia en la foto superior. Se utilizan mucho en ángulo de 90 grados para evitar que las estructuras “bailen”, es decir, me muevan.

Los Clavos

 

ensambles-madera-espigas-clavos-05 ensambles-madera-espigas-clavos-06

Los hay de infinidad de tamaños, largos, cortos, de acero, de bronce, con cabeza, sin ella,  se usan en uniones de piezas, sin cabeza nos permiten dan solidez sin que se vean ya que sobre ellos pondremos masilla y los ocultaremos, pero como en la foto superior también se utilizan vistos que dan mucha belleza según que piezas. Las uniones con clavos deben ir acompañadas de algún adhesivo químico.

Los Tornillos

ensambles-madera-espigas-clavos-07

Actualmente se usan más que los clavos cuando se trabaja la madera ya que su espiral produce más agarre, es importante que tengáis en cuenta el grosor y largo de los mismos para no atravesar la pieza. Como precaución, cuando vayamos a introducir un tornillo en una pieza es importante que antes con una broca para madera, de grosor más fino que el tornillo, le abramos camino, de ésta forma nos aseguraremos que la unión no se romperá o astillará, cosa que podría ocurrir si lo atornillamos directamente.

El siguiente tema de nuestro curso online gratuito es el TEMA 4

Gracias por leer este artículo y ya sabéis esperamos vuestros comentarios y “Me gustas”.

 

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: