Conservar el aspecto oxidado y mantener ese acabado con el fin de evitar que la pieza desaparezca es el propósito que tenemos hoy por delante. A continuación os muestro como conseguir esa conservación de manera fácil y con un producto al alcance de cualquiera. Como ya es costumbre vamos a ver paso a paso la transformación del objeto. Esta imagen que os muestro a continuación nos deja la apariencia actual del objeto. Está precioso tal cual y lo que pretendemos es conservar el aspecto oxidado que tiene y a la vez evitar que la corrosión cause problemas mayores.

 

 

1-conservar-el-aspecto-oxidado

 

Paso 1: Consiste en retirar el polvo suelto de la oxidación que está adherido al objeto, para ello usaremos un cepillo de cerdas de latón pequeño y frotamos suavemente la superficie, hasta limpiarla. En la foto siguiente el de la izquierda está cepillado y el de la derecha sigue igual.

 

2-conservar-el-aspecto-oxidado

 

En la siguiente fotos vemos como está por dentro, después de cepillar.

 

3-conservar-el-aspecto-oxidado

 

Paso 2: Una vez limpio de polvo debemos darle un barniz, a continuación os muestro el que hay en el mercado. Lo podéis comprar en Leroy Merlin y también on-line al fabricante 3V3 es la Marca del producto. Como muestra el envase, este barniz protege y conserva el aspecto oxidado de los metales.

 

4-conservar-el-aspecto-oxidado

 

En la siguiente foto os muestro como es la textura del producto, no se si se aprecia que es bastante líquido, y resulta muy fácil de extender.

 

5-conservar-el-aspecto-oxidado

 

En la siguiente imagen os muestro el portavelas ya barnizado y todavía fresco el barniz. Debemos esperar dos horas a que seque el producto y los útiles se lavan con aguarrás o aceite de trementina.

 

 

6-conservar-el-aspecto-oxidado

 

Este es el resultado final de uno de los portavelas.

 

7-conservar-el-aspecto-oxidado

 

Y esta imagen es la de la pareja, el tono de color está más homogeneizado.

 

8-conservar-el-aspecto-oxidado

 

En la siguiente foto os  muestro la diferencia entre ambos. El portavelas de la izquierda no se ha cepillado tanto como el de la derecha, quedando con muchos mas matices, al contrario del que se limpió mas fuerte, que conserva el color del oxido más uniformemente.

 

9-conservar-el-aspecto-oxidado

 

El acabado final que elijáis para vuestro objeto, dependerá de la cantidad de óxido que retiremos de la pieza. Ojo! éste tratamiento no es definitivo, si el barniz se deteriora con el paso del tiempo o por el sol o el agua, tendremos que volver a repetir el proceso quizás a los dos o tres años en el interior y todos los años en el exterior.

 

Esperamos que os haya gustado y os animéis a conservar esas preciosas pátinas naturales que nos ofrece el proceso de oxidación, os dejo algunas fotos de ellas para que disfrutéis de sus colores y matices.

 

10-conservar-el-aspecto-oxidado 11-conservar-el-aspecto-oxidado 12-conservar-el-aspecto-oxidado 13-conservar-el-aspecto-oxidado

14-conservar-el-aspecto-oxidado

 

En breve pondremos un post para conseguir realizar la oxidación turquesa y verde en metales tal y como os mostramos en las siguientes imágenes.

 

Gracias por visitarnos, esperamos vuestros comentarios y “me gusta”.

 

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: