Shabby Chic: De rústico a infantil

  Shabby Chic: De rústico a infantil Hoy os muestro la transformación que hemos realizado en una mesita de noche para una niña, tomando de partida una que su propietaria ya tenía en casa y que no le gustaba nada. En la foto que os muestro a continuación, se encuentra ya lijada y no se aprecia el barniz que llevaba, pero era muy oscura y pesada, como podéis apreciar en la imagen. Su propietaria la quería muy Shabby y a juego con un cabezal que os puse hace unos días y que os muestro al final del post. Vamos a ir paso a paso. Paso 1: Hemos lijado todo el barniz de la mesita, como se aprecia en el cajón, además de Barniz, llevaba un tapa-poros para conservar el tinte de la madera. Cuando al lijar, veamos que aparece mucho polvo blanco este mismo nos indica que el mueble lleva tapa-poros. Si deseáramos teñir la madera, debemos retirar todo el producto para que penetre en el poro de la madera, y conlleva bastante trabajo. En esta ocasión como vamos a pintar, lo único que debemos hacer es retirar el barniz de la madera dejando la superficie adherente a la pintura. Para esta ocasión hemos elegido un blanco para el exterior del mueble y un tono rosa para el cajón y la puerta de la mesita. 1-shabby-chic-de-rustico-a-infantil
Paso 2: Una vez limpio de polvo, retiraremos todo lo que nos molesta para pintar. En este mueble hemos retirado y masillado los orificios de los tiradores porque su propietaria los va a reemplazar por otros infantiles. Cuando pretendáis masillar un tirador, en muy raras ocasiones, el orificio queda cubierto a la primera, pues cuando la masilla seca, se contrae y nos muestra el hueco del tirador con una hendidura, por lo que no os desaniméis y saber ya de antemano que hay que poner masilla dos veces, y que forma parte de la rutina de la restauración. Con una espátula la aplicamos sobre el orificio dejamos secar, la lijamos y volvemos a aplicar otra capa hasta dejar la superficie lisa. En esta ocasión he tenido que pintar la puerta con los herrajes puestos, las puntas eran de acero muy fuertes y al intentar retirarlas, se marcaba la madera de la estructura, por lo que para evitar forzar la misma he dejado las bisagras en su lugar, es mucho más incómodo pero en ocasiones es preferible limpiar el herraje que retirarlo. Paso 3: Pintar la superficie. En un próximo post, os daré  algunas técnicas sencillas para pintar perfectamente liso con la brocha, ya que me encuentro con que a menudo lo de pintar es lo que más difícil resulta a los alumnos y lo que más trabajo les da, puesto que luego hay que lijar los chorretes y volver a pintar en el mismo sitio. Un Consejo: La brocha hay que humedecerla en la pintura sólo un centímetro, porque si se llenan las cerdas de pintura, se pierde la elasticidad del pelo y al final parece que estemos pintando con una espátula, también aplicaremos la pintura del centro a los extremos, extendiéndola bien y en el sentido de la veta de la madera, debéis cubrir la máxima superficie del mueble y dejar la brocha vacía antes de volver a mojar en la pintura. Cuando la pintura manche la mitad de la longitud de la brocha hay que limpiarla de nuevo, secarla y seguir pintando. Para que os hagáis una idea, en unos 15 minutos pintando, debéis limpiar la brocha como mínimo una vez. 2-shabby-chic-de-rustico-a-infantil Una vez pintada la puerta, hemos dado una mano de pintura al cajón. Si os fijáis hemos pintado primero el frontal y luego los perfiles, los laterales van en sentido contrario al frontal y el superior e inferior en el mismo sentido que el frontal. Es una mano fina de pintura. Los interiores de los cajones y los laterales no se pintan, ya que engrosan el espacio y luego podemos tener problemas para introducirlos de nuevo en el mueble, podéis darles una fina mano del color del resto del mueble pero sin engrosar la superficie. 3-shabby-chic-de-rustico-a-infantil En la siguiente imagen, os muestro un lateral del mueble terminado, con el desgastado de las aristas y las zonas que mas nos gustaban para destacar. Hemos desgastado con lija de agua de grado 220 o 180, para evitar rayar el resto de la pintura. 4-shabby-chic-de-rustico-a-infantil En esta imagen os muestro el otro ángulo de la mesita, como veis, el rosa de la última capa es más oscuro para que cuando hacemos el decapé se vean los bordes en rosa claro y el resto oscuro y se asemeje más al desgaste del tiempo.5-shabby-chic-de-rustico-a-infantil Para finalizar os muestro la mesita desde su vista frontal. Ya terminada y a falta de los tiradores que los colocará la propietaria. 6-shabby-chic-de-rustico-a-infantil A continuación os muestro el cabezal que va a juego y que es de forja, que lleva los mismos tonos de color y el decapé. Si quereis ver como se hizo pinchar aquí7-shabby-chic-de-rustico-a-infantilEsperamos que os haya gustado ésta transformación, que convierte un mueble rústico en infantil, un mueble pesado en ligero.



About

Pintura Decorativa para muebles y objetos Shabby Chic y Vintage, la restauración de piezas antiguas y creación de Muebles a partir de materiales recuperados, atendemos particulares, empresas y profesionales de la decoración.



'Shabby Chic: De rústico a infantil' has 1 comment

  1. 1 mayo, 2014 @ 5:18 pm maria

    Exelente trabajos

    Reply


Would you like to share your thoughts?

Your email address will not be published.


Footer first

Use the Admin widget page to populate the sidebar.

Footer second

Use the Admin widget page to populate the sidebar.

Footer third

Use the Admin widget page to populate the sidebar.

Footer fourth

Use the Admin widget page to populate the sidebar.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: