Reformar la galería o Laundry, siempre a sido uno de mis proyectos del hogar en tareas pendientes.

Y es que cuando una ya lleva años acumulando trastos en el mismo sitio y es incapaz de tenerla ordenada, es que necesita una reforma.

En ello estaba yo cuando por fin decidí que necesitaba para mi salud mental tener esta zona arreglada  y la verdad es, que paso mucha envidia de ver lo bonitos que se quedan los lavaderos cuando todo está en su sitio, así que me puse manos a la obra.

No os pongo fotos del antes, porque de vergüenza, en casa la llamábamos la “habitación del pánico”.

Lo primero elegir el color. Y como lo acababan de sacar de la firma Mary Paint, y me encantó, me decidí por él. El Espuma de Mar (sea Foam) .

Los armarios para organizar los tenía que recibir, así que limpieza de azulejos y cambio de color.

azulejos limpios para pintar directamente

En este espacio también tengo una nevera y no era cuestión de cambiarla así que decidí pintarla del mismo color y elegí un altillo sobre la misma entre los dos armarios.

Las puertas las pinté todas en el taller, con rodillo y tres manos de pintura, directamente sobre el blanco que era como venían y es el color mas económico.

Una vez recibí los armarios, en un finde, me puse a montarlos.

Y no sé que pasa con los metros o con los muebles pero siempre encojen porque por dos centímetros, que me dieron problemas a montón casi no puedo poner los electrodomésticos donde yo quería.

Tras recibir las maderas de roble que elegí para las bancadas, les apliqué un fondo de poliuretano de lakeone y aceite de vaselina. y las patas que soportan la bancada, las hice con un cabezal, que me costó 6€ y se pintaron a juego también, luego se sujetaron a la bancada con espigas de madera y cola.

Como el ancho de las bancadas es de 65cm con el sobrante hice la balda inferior de los armarios y la leja central y les dí el mismo tratamiento.

Los armarios una vez montados quedarón así, la lampara, del mismísimo color que la pintura, la compré en Ikea.

Otra de las necesidades, era tener un fregadero en esta zona, ya que no tengo pila y la necesitaba para lavar la ropa a mano, las zapatillas, vamos todo aquello que no quieres lavar en el fregadero.

Las cajitas organizadoras también son del Ikea, y también del mismísimo color. ¡¡Me chiflan!!.

En fin aquí os dejo fotos de como ha quedado el espacio, estoy enamorada. Creo que el la bancada donde está la silla me voy a poner el portátil hasta que me canse de mirarlo.

Aquí os dejo foto del altillo visto desde el fregadero.

Aquí la zona de fregadero, lavadora y secadora al milímetro. Y al bajo fregadero le puse unas patas de madera, porque el frente de madera tipo cocina ahí en medio como que no lo veía muy bonito.

En fin creo que va a gustos.

Como siempre gracias por visitar nuestro blog, y ya sabéis donde estaré metida durante unos días, ¡¡aquí mismo!!, disfrutando del orden y del color.

Oye que da una luz y una paz. Nunca pensé que el verde me fuese a gustar tanto.

Y ya sabéis, cuesta mucho esfuerzo mantener un blog, así que por favor compartir que nos ayuda mucho.

Translate »
A %d blogueros les gusta esto: